Joaquín Sabina en Madrid
Sabina, en su concierto del pasado sábado en el WiZink Center de Madrid. (Foto: Diario Sabina)

Así fue el abandono de Joaquín Sabina en su concierto de Madrid

En torno a las 23.10 horas del sábado, mientras el público madrileño cantaba el primer puente de la canción Y sin embargo (‘… porque una casa sin ti es una emboscada, el pasillo de un tren de madrugada…’), Joaquín Sabina se levantó de su tarubete con su guitarra española en la mano y abandonó por el lateral izquierdo el escenario del WiZink Center. Allí, semiescondido entre unas cortinas negras, el de Úbeda gesticuló con aire contrariado justo antes de perderse definitivamente en las entrañas del recinto mientras sus músicos, tan sorprendidos como extrañados, continuaban interpretando la canción con Pancho Varona a la cabeza. Al cabo de diez minutos, después de que Antonio García de Diego y Jaime Asúa cantaran en solitario A la orilla de la chimenea y Seis de la mañana respectivamente, las sospechas de que algo importante estaba sucediendo se confirmaron en la grada. Con las luces ya encendidas, fue Pancho Varona el encargado de transmitir la noticia al público, tal como se puede ver en el vídeo que acompaña las últimas líneas esta entrada, grabado por Diario Sabina.

El abandono de Sabina se produjo cuando el de Úbeda encaraba el tramo más emocionante del concierto, con algunas de las canciones más importantes de su carrera, como Peces de ciudad, Y nos dieron las diez o Noches de boda, esperando su turno en el setlist. Además, estaba prevista la presencia de Leiva, que iba a interpretar con Joaquín los temas Por delicadeza y Princesa. En cualquier caso, Sabina se mostró especialmente inseguro durante toda la actuación, con el gesto muy serio y sin apenas salirse del guión habitual durante toda la gira. Ese fue, más allá de la voz, su principal problema durante toda la actuación. El cantante andaluz, por ejemplo, se apoyó continuamente en el teleprompter para recordar las letras, mucho más que en otros conciertos anteriores. Al cantar Una canción para la Magdalena, Joaquín se equivocó al llegar al verso ‘la más señora de todas las putas’, el momento álgido del tema, y se disculpó con el público. A partir de ahí se desencadenaron todos los hechos. Sabina cantó la primera estrofa de Y sin embargo, continuó rasgando pausadamente su guitarra y se levantó. Sus familiares y amigos, que ocuparon algunas de las primeras filas, no podían ocultar su preocupación. Alguno de ellos trató de acceder al backstage, pero la decisión ya estaba tomada.

El ‘gatillazo madrileño’, que recordó a otro episodio similar protagonizado por Sabina en Gijón en 2005, se convirtió casi de inmediato en uno de los temas más comentados en los medios y en las redes sociales la noche del sábado. Algunos de los espectadores presentes en el concierto del WiZink Center mostraron su malestar por las formas y exigieron la devolución del importe de las entradas, con precios en algunos casos que superaban los cien euros por localidad. Otros, aprovecharon para mandar mensajes de apoyo a Joaquín y desearle una rápida recuperación. La oficina de representación de Sabina no se ha pronunciado aún sobre el resto de conciertos de la gira, con cuatro fechas cerradas en La Coruña, Albacete, Córdoba y Granada durante las próximas cuatro semanas, aunque sí ha deslizado que la suspensión completa es un tema que está sobre la mesa. Se espera que a lo largo de la tarde de hoy lunes 18 de junio hagan público un comunicado.

3 comentarios

  1. Mandándole al de Úbeda mi más sincero apoyo y agradeciéndole su gran empatía y cariño desde San Juan, Puerto Rico.

    Joaquín es el único cantautor que ha expresado su pesar por nuestros tristes sucesos en Puerto Rico durante finales de 2017… No olvido ese cariño y su apertura y la de Jimena para reunirse con un niño con Asperger previo a su concierto en el Coliseo de Puerto Rico en febrero de 2018.

    Gracias Joaquín, y que te mejores. Haz lo que tengas que hacer pero quiero que sepas que te apoyo para que sigas luchando por seguir envejeciendo conmigo, aunque sea una puta mierda…

  2. Siempre estamos contigo…a alguien tan grande como tú se le permite todo, aunque me fastidie mucho no poder ir a otro concierto tuyo de momento
    Que te mejores y tú no envejeces, eres como los mejores vinos
    Un besado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.