Sabina estrena ‘Tiempo después’, su canción para la película de José Luis Cuerda

La espera ha terminado. Tres meses después de dejarse ver en la alfombra roja del Festival de Cine de San Sebastián, Joaquín Sabina presenta Tiempo después, el tema central de la nueva película del mismo nombre del director manchego José Luis Cuerda, que se estrenará el próximo 28 de diciembre.

Tiempo después es el primer material de estudio que presenta Joaquín Sabina desde Lo niego todo, el álbum publicado en 2017. Se trata de una canción de aire circense y montada sobre un videoclip en el que la imagen del cantante andaluz en el estudio de grabación se entremezcla con momentos de la película.

En la película Tiempo después aparecen actores como Blanca Suárez, Roberto Álamo, Carlos Areces, Arturo Valls, Berto Romero, Daniel Pérez Prada, César Sarachu o Miguel Herrán, entre otros. La obra supone el regreso del cineasta José Luis Cuerda, que recupera tres décadas el espíritu de la popular Amanece que no es poco.

Esta es la letra de Tiempo después, de Joaquín Sabina:

Nunca gana el ganador
siempre pierde el perdedor
brama en su trono el rey de bastos
víctima del desamor
Eva deshoja la flor
roja de su corazón
y alrededor del fortín se cuece el motín de la desesperación

Ver bajo del cielo gris ni abeja, ni colibrí
no queda más que una pareja
una de la guardia civil
desde que se ha muerto el mar
la vida no tiene sal
y reina un orden letal sin risa ni azar
ni ganas de volver a blasfemar

Tiempo después de amanecer
la cosa está más negra que antes de ayer
se marchitó pronto el limón
del limonero de la revolución
allons enfants de la patrie
ya no nos queda ni siquiera París
se raya el sol y el botellón
de los piojosos firma la rendición

Servidumbre y jerarquía
pan de ayer y sopa fría
vacuna contra la quimera
muera la melancolía
Lorca, Vallejo o Rubén
no me preguntes por qué
sobrevive su voz como un grano de arroz
en el corral de la crueldad de Dios

Tiempo después de amanecer
la cosa está más negra que antes de ayer
se envenenó pronto el limón
del limonero de la revolución
Y en el baldío se vende un río
de agüita amarga empaquetado al vacío
se raya el sol y el botellón
de los piojosos firma la rendición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.