Letra y música: Joaquín Sabina / Enrique Berro

Caballero en edad de merecer,
con un pelo de tonto, cuatro canas,
el pasado resuelto y muchas ganas
ya sabe usted de qué.

Informal, ilustrado, manejable,
más amigo de gatas que de perros,
con dos úlceras y una inexplicable
mala salud de hierro,

solicita, con fines poco serios,
señora aficionada al adulterio,
o señorita, entre quince y cuarenta,
si no los aparenta.

Las cartas a República Española,
hoy avenida Juan Carlos Primero.
con foto que prefiero
de cuerpo entero y sola,
a vuelta de correo irá la mía,
con traje gris y más chulo que un ocho
porque la tengo, cómo le diría,
mas larga que Pinocho.

Se acercan feministas sin pancarta,
cursis enamoradas del amor
o pesimistas hartas de estar hartas
de decirme que no.

Igual me da mujer de mala nota
que especialista en Borges o Lacán,
si no vienen tocándome con Juan
Salvador las pelotas.

Dispuesto a todo, incluso a defraudarte,
alérgico al deporte y al reloj,
con un precoz talento para el arte
de la eyaculación.

Las cartas a Calle Melancolía,
hoy travesía Álvarez del Manzano,
con dos fotografías
del último verano,
a vuelta de correo irá la mía,
donde, aunque pálido y flaco, destaco
por tenerla mas larga todavía
que un lunes sin tabaco.

Anímense monjitas de clausura,
absténganse fanáticas y abstemias,
la pasión con controles de alcoholemia
no me la pone dura.

Podrán buscarse amantes de ocasión
cuando la decadencia lo aconseje,
que traigan referencias
y se dejen ganar al dominó.

A las interesadas aseguro
máxima indiscreción, ninguna prisa,
buena conversación, besos con risas
y noches sin futuro.

Cartas al bulevar del malvivir,
también llamado de los sueños rotos,
adjunte un par de fotos
de frente y de perfil,
a vuelta de correo irá la mía,
con pose de poeta parnasiano,
ufano de tenerla todavía
más larga que Cyrano…
de Bergerac.

Aparece en: Diario de un peatón19 días y 500 noches (edición especial)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.