Letra y música: Joaquín Sabina / Sergio Castillo / Antonio García de Diego / Pancho Varona

Lo primero que hizo el Dioni al llegar a Río
fue brindar con el espejo y decir “¡que tío!”.
No veas que pasón de entrada en el restaurant,
niñas al salón que el Dioni está en la ciudad.

Con su buen par de zapatos de cocodrilo
no se le resiste ni la Venus de Milo,
sobre todo si le pagan por un francés
dos veces lo que ganaba en Madrid currando un mes.

Porque las mulatas, cuando son de bandera,
confunden el corazón con la billetera.

Y la pasma,
que te ve cara de pringao,
ve fantasmas
si encima cortas el bacalao.

Ay, Dionisio,
fue total lo del banco, sin un mal tiro,
mucho visio
trincar el pastón y pegarse el piro.

La de noches que he dedicado yo a planear
un golpe como el que diste tú con un par.

Marcándose una lambada en Copacabana,
aun flipa rememorando aquella mañana
en que decidió jugársela a cara o cruz,
para una vez que te sale un órdago claro al mus.

Tumbado al soletón de Ipanema sueña
despierto ¡como va a alucinar la peña,
viendo tu foto en la portada el Interviú!
poco va a gozar tu cuerpo el cambio de look.

Vaya nivelón,
menudo aprendiz de brujo,
nariz a lo Indiana Jones,
peluquín de lujo.

Pero al loro,
que el destino en un maricón,
sin decoro
te da champán y después chinchón.

Ay, Dionisio,
fue total lo del banco sin un mal tiro,
mucho visio
trincar el pastón y pegarse el piro.

La de noches que he dedicado yo a planear
un golpe como el que diste tú con un par.

Un bocata con lima te llevaré
con esta saltita encima a Carabanchel.

Al día siguiente del robo,¡qué flash!,
“y parecía tan bobo”
comentó en el bar
uno que te conocía
y el camarero decía
“chapeau” porque te lo habías
sabido montar
con clase y categoría,
como un “number one”
y un jubilado añadía,
puestos a incordiar,
que Madrid te debería,
“primo”, levantar
un busto en plena Gran Vía
a cargo popular
y una placa que diría
“al Dioni, con un par”
y todo el mundo asentía.

Esta salsita viajera pa’ ti
puede bailarla cualquiera.

Un bocata con lima te llevaré
con esta saltita encima a Carabanchel.

Destino chungo, cruel y canalla,
te da champán y después cazalla.

Un bocata con lima te llevaré
con esta saltita encima a Carabanchel.

Y todo el mundo asentía
y yo mientras los oía
compuse este “tumbao”,

que venga la policía
y nos quite lo bailao,
que es más vacilón el ritmo
cuando es agarrao,
que suelto pa’ mi no tiene
carne ni pescao,
se baila en Andalucía
con más son que en Bilbao
y en Nueva York los morenos
lo hacen swingeao
y tú sin perjudicar
a nadie y esposao,
que la ley de extradición
te pille confesao…

Aparece enMentiras piadosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.