Letra y música: Joaquín Sabina / Benjamín Prado / Rubén Pozo

Siempre voy a tenerte que agradecer
que haya sido conmigo tan embustera
y me hayas enseñado lo que es querer:
bailar mientras rodamos por la escalera.

Has despejado mis dudas
y has logrado que aprendiese
a ser un perfecto Judas
desde la jota a la ese.

Contigo que comprendido que la humedad
es algo que se seca y se olvida.
Gracias a ti he sabido que la verdad
es sólo un cabo suelto de la mentira.

Por eso sé que perderte
no era quedarse sin nada,
la muerte es sólo la suerte
con una letra cambiada.

Embustera,
tu corazón
es una cremallera
de Christian Dior,
blanqueas emociones,
traficas con botones,
pierdes con mi perdición.

Dormir contigo es repetir francés en una facultad
donde un Miró parece una esquela
y enseñan cuánto mide la oscuridad:
sumando pesadillas y duermevelas.

Hoy llamo a las rosas pan
y al vinagre desatino;
las mujeres que se van
se quedan en el camino.

Por mucho que me duela, debo admitir
que otras me ven sin ropa y tú desnudo.
Será mucho mejor, si pretendo huir,
cortar la cuerda, deshacer el nudo.

Ya no juego en tu tablero.
He roto nuestra baraja.
Sólo diré que te quiero
si es a punta de navaja.

Embustera,
tu corazón
es una cremallera
de Christian Dior,
blanqueas emociones,
traficas con botones,
pierdes con mi perdición.

Embustera,
tu corazón
es una cremallera
de pantalón,
tangueas decepciones,
traficas con botones,
pierdes con mi perdición.

Aparece en: Vinagre y rosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.