• Título: Malas compañías
  • Año de publicación: 1984
  • Sello: BMG/Ariola
  • Producido por Jesús Gómez y Joaquín Sabina

CANCIONES

  1. Whisky sin soda
  2. Cuando era más joven
  3. Ciudadano cero
  4. El joven aprendiz de pintor
  5. Rebajas de enero
  6. Kung-Fu
  7. Balada de Tolito
  8. Incompatibilidad de caracteres
  9. Princesa
  10. Quédate a dormir

“Juez, porque cuento y opino sobre lo que veo, y parte, porque estoy metido en lo que veo”. Así justificaba Joaquín Sabina en una entrevista publicada en 1984 la elección del título de su cuarto trabajo de estudio. Antes había descartado otros, como Primera personal del singular o Descaradamente personal, aunque todos habrían servido para reflejar el espíritu del disco. Porque en esta ocasión, Joaquín no solo habla de lo que piensa, sino también de lo que siente.

Juez y parte está firmado por Joaquín Sabina junto a la banda que lo acompañó en directo durante muchos años, Viceversa. Él mismo llevó el peso de la producción, con la colaboración del ingeniero de sonido Jesús Gómez. El álbum esconde varios hitos en la carrera de Sabina. Por ejemplo, aparece por primera vez en los créditos Pancho Varona, su principal punto de apoyo en los escenarios y en los estudios de grabación desde entonces. El disco también esconde una pieza clave de su repertorio, Princesa, popularizada unos años antes por Juan Antonio Muriel, autor de la música, en el Festival de Benidorm.

La foto de portada en sí, con una máquina de escribir junto a una guitarra eléctrica  ya es una muestra de hacia dónde quiere Joaquín enfocar su carrera tras varios discos tanteando un terreno en el que aún se sentía un novato. Juez y parte supuso su despegue hacia ese camino.