Letra y música: Joan Manuel Serrat / Joaquín Sabina

Lo peor del cielo es que está tan lejos de aquí.
Lo peor del suelo es que no acostumbra a mentir.
Corazón en celo, desconsuelo sin pedigrí.

Lo que pasa queda, pasa, queda y vuelve a pasar.
No para la rueda del baile de nunca acabar.
Brinca la moneda. La vida es un juego de azar.

Porque el mañana
es una nana
con ventanas
al desvelo.
Porque el presente
maloliente
de inocente
no tiene un pelo.

Triste y azul
se queja un blues
cansado y entrecano
rastrojo del penúltimo verano

Colecciono cromos de barcos piratas sin ley,
arrieritos somos de la ruta sesenta y seis.
Lo que das lo tomo, déjame quitarte el jersey.

Voy del coro al caño del jardín del mal y del bien.
Lejos del rebaño esperando el último tren.
Cínico y huraño. Adiós y que le vaya bien.

Porque el mañana
es una nana
con ventanas
al desvelo.
Porque el presente
maloliente
de inocente
no tiene un pelo.

Me harté de vino, sexo, droga y rythm and blues.
Corazón canino, desatinos de juventud.
Muera mi destino de fiambre en un ataúd.

Triste y azul
se queja un blues
cansado y entrecano.
Se queja un blues
rastrojo del penúltimo verano

Perseguí quimeras por la acera del desamor.
Ya no es primavera, qué temprano se pone el sol.
No tengo banderas, la que tuve se destiñó.

Que el eco repita y los vientos corran la voz
que un caballo en Troya tumbó la ciudad de una coz.
La Caperucita se ha comido al Lobo Feroz.

Aparece enLa orquesta del Titanic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.