Letra y música: Joaquín Sabina

Recuperar de nuevo los nombres de las cosas,
llamarle pan al pan, vino llamarle al vino,
al sobaco… sobaco, miserable al destino
y al que mata llamarle de una vez asesino.

Nos lo robaron todo: las palabras, el sexo,
los nombres entrañables del amor y los cuerpos,
la gloria de estar vivos, la crí­tica, la historia,
Pero no consiguieron robarnos la memoria.

Ellos tienen también cuerpo bajo la ropa,
piernas, uñas, sudor, vientre, mocos, colmillos,
manos que no acarician, dedos que no se tocan,
sólo saben firmar y apretar el gatillo.

Nosotros que querí­amos vivir sencillamente,
hermanos de la lluvia, del mar, de los amigos,
pronunciar la palabras que vencen a la muerte,
buscar bajo tu falda alimento y abrigo.

Nosotros que querí­amos nombrar las amapolas,
decir viento, amanece, rabia, fuego, decir
que si tu piel es costa, mi lengua es una ola,
nosotros que querí­amos simplemente vivir…

Nos vimos arrojados a éste combate oscuro,
sin armas que oponer al acoso enemigo
más que el dulce lenguaje de los cuerpos desnudos
y saber que muy pronto va a desbordarse el trigo

Aparece en: Inventario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*