Título:
Pongamos que hablo de Joaquín
Autor: Joaquín Carbonell
Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2011

Pongamos que hablo de Joaquín intenta acercarse a la personalidad de su protagonista más allá de sus discos y sus libros. Su autor, el cantautor y periodista Joaquín Carbonell, conoció a Sabina en 1978 y vivió en primera persona al nacimiento de su carrera artística. Pese al paso del tiempo, ambos continuaron manteniendo desde entonces el contacto y la amistad.

El libro fue elaborado a lo largo de tres años y supone una aproximación muy documentada a la vida del artista de Úbeda, con testimonios de personas que forman o han formado parte de su círculo más íntimo, desde Joan Manuel Serrat, Luis Alegre o Javier Ruibal hasta su exmanager y algunas de las múltiples secretarias que trabajaron para él en su piso de Tirso de Molina. “Es mucho más interesante contar con un chófer o el amigo que ha vivido con él en Londres. Te van a hablar desde la sinceridad y la convivencia doméstica”, explicaba Carbonell. La ausencia más notable en el relato es la del propio Sabina. En ese sentido, Carbonell matizó que “tenía mucho material y no me hacían falta declaraciones suyas exclusivas”, aunque reconoció que sí llegó a escribirle por si quería añadir algo. Su carta, sin embargo, nunca recibió respuesta.

Tras su publicación, Sabina deslizó en alguna ocasión que le parecía un libro excesivamente crítico en alguno de sus pasajes.