Letra y música: Joaquín Sabina 

La cuatro y media, quédate a dormir,
está lloviendo, ¿dónde vas a ir
si ya no queda un sitio abierto en esta ciudad?
Anda, sécate el pelo que te vas a enfriar.

Ya sé que no me amas, ni yo a ti,
¿para qué me lo vas a repetir?,
las palabras no son mas que un oscuro antifaz,
una manera de disimular tu ansiedad.

Deja el abrigo y ven, hay sitio para los dos
y nada va a pasar que no queramos tú y yo.

Las cuatro y media, no me harás usar
contigo la estrategia habitual,
¿qué importa que nos acabemos de conocer?
así podrá el azar jugar también su papel.

¿Por qué no te terminas el café?
no haré ninguna muesca en la pared,
si quieres irte ahora bajo a abrirte el portal,
perdí ya tantas noches… una más, ¿qué más da?

Deja el abrigo y ven, hay sitio para los dos
y nada va a pasar que no queramos tú y yo.

Aparece enJuez y parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*