Letra y música: Joaquín Sabina / Luis Eduardo Aute

Gourmet de musas y caireles,
en su paleta de marfil
moja anacrusas y pinceles
en tinta roja de carmín.

Su caramelo de tristeza
no es mal anzuelo para un pez,
en el reloj de la belleza
vuelven a dar las cuatro y diez.

De escuela mística y pagana
Canta acuarelas de Dalí,
pinta novelas dylanianas
¿Quién es Abel, quién es Caín?

Menudo punto filipino
que va desnudo en ascensor,
lámpara autista de Aladino,
copa de vino embriagador.

Nobleza obliga cuando hablo
de cuates, empezar por él,
que lo digan Silvio y Pablo,
dios y el diablo Juan Manuel.

Si chamulláramos lunfardo
los trovadores de Madrid,
sin mi compadre Luis Eduardo
yo no pasaba por aquí.

(Sería el maestrito
de Joaquín,
sí, dis, dis, Discepolín.)

Aparece en: Punto y seguido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*