Letra y música: Joaquín Sabina

Tu nombre estaba en todas las agendas de la gente in,
el teléfono en tu casa no paraba de hacer ring, ring, ring.
no había cóctel, party, cena, estreno, en que faltaras tú,
por las noches en Bocaccio y al Gijón para el vermú.
Lástima que ahora, cuenado llaman a tu puerta, ves
al casero que te pide por octava vez el alquiler.

El mercader de sueños ya murió,
el príncipe azul era un impostor,
el último amante se largó
y el siguiente no, nena, no, no voy a ser yo.

Ahora que todo se derrumba, ahora que se acerca el fin,
déjate de valiums, no imites a Marilyn,
puede que haya algo aún que tú sepas hacer,
esto es un supermercado, ¿qué tienes para vender?,
tendrás que decir sí a ofertas que dijiste no…
son tiempos de rebajas, siempre habrá algún comprador.

El mercader de sueños ya murió.
El príncipe azul era un impostor,
el último amante se largó
y el siguiente no, nena, no, no voy a ser yo.

Déjate de rollos, anda, reina, muévete,
sal corriendo si no quieres perder también ese tren.

El mercader de sueños ya murió,
el príncipe azul era un impostor,
el último amante se largó
y el siguiente no, nena, no, no voy a ser yo.

Aparece enRuleta rusa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.