Joaquín Sabina realizó esta sesión para el fotógrafo Javier Cortés.