Letra y música: Joaquín Sabina / Andrés Calamaro

No te fíes si te juro que es imposible,
no dudes de mi duda y mi quizás,
el amor es igual que un imperdible
perdido en la solapa del azar.

La luna toma el sol de madrugada,
“nunca jamás” quiere decir “tal vez”,
la muerte es un amante despechada
que juega sucio y no sabe perder.

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte,
que me sigo mordiendo, noche y día,
las uñas del rencor,
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.

No corras si te llamo de repente,
no te vayas si te grito “¡piérdete!”,
a menudo los labios más urgentes
no tienen prisa dos besos después.

Se aferra el corazón a lo perdido,
los ojos que no ven miran mejor,
cantar es disparar contra el olvido,
vivir sin ti… es dormir en la estación.

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte,
que me sigo mordiendo, noche y día,
las uñas del rencor,
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.

Aparece en: Punto y seguido, Lo niego todo en directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.